El Record

LA FFCV PIDE A LA GVA QUE PUEDA ENTRAR PÚBLICO A LOS CAMPOS

CURIOSA INSTANTÁNEA DEL PÚBLICO TRATANDO DE VER UN PARTIDO

Ayer hubo convención telemática de más de 80 clubes de la Comunidad Valenciana de segunda B, tercera división y preferente con los gestores de la FFCV. Todos unánimente decidieron reemitir un documento a la GVA (Generalitat Valenciana) pidiéndoles que el público vuelva a los campos de fútbol.

MIGUEL SANTIAGO RICO. La Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana también ha solicitado una reunión con Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, con el objeto de manifestarle la unánime reivindicación de clubes y Federación para el retorno del público a los campos de fútbol.

También se habló de las restricciones relacionadas con el uso de vestuarios y duchas y se va a pedir que se flexibilicen e3stas medidas con el objeto de facilitar vestuarios para cambiarse a los equipos visitantes.

COMUNICADO FFCV: ” La Federació de Futbol de la Comunitat Valenciana solicitará a la Generalitat Valenciana que se replantee la posibilidad de permitir la presencia de público en las competiciones organizadas por la FFCV, ya que en ningún caso existe un riesgo superior que en otras actividades en las que el público sí está permitido.

La medida de la Conselleria de Sanitat de prohibir el acceso de público a los recintos deportivos supone un agravio comparativo con otros sectores en los que sí que se permite el acceso: hostelería (un tercio del aforo en interior y un 50% en terrazas); congresos, conferencias y eventos en locales cerrados (50%); teatros y cines (50%); y mercadillos al aire libre y centros recreativos (50%).

Un campo de fútbol y su grada correspondiente es una superficie al aire libre muy amplia (alrededor de 10.000 metros cuadrados) en la que se puede controlar a un aforo determinado cumpliendo todos los protocolos sanitarios.

Las aglomeraciones de gente en las vallas de los recintos podrían evitarse dejando entrar a un número determinado de personas a las que se tendría registradas, tal y como venían realizando la mayoría de clubes y ayuntamientos antes de la publicación del decreto.

Además, la medida supone un claro perjuicio para la economía de los clubes humildes, que sí que dependen de la asistencia de un mínimo de público para su subsistencia a diferencia de los clubes profesionales”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *