El Record

NORUEGA, CASI SIEMPRE NORUEGA

CUARTO MUNDIAL PARA LAS NÓRDICAS

Retocando el famoso mantra de Lineker, muchos fans piensan que «el balonmano femenino es un deporte en el que juegan siete contra siete y en el que casi siempre gana Noruega». Y este domingo en el Olímpico de Granollers, Noruega volvió a levantar el Santo Grial, esta vez merced a una remontada histórica ante Francia con la gemela Silje Solberg como icono referencia. Cuarto oro Mundial para Noruega, que colecciona además 2 oros Olímpicos y 8 Europeos.

MIGUEL SANTIAGO RICO. Marit Breivik «madre del Balonmano Noruego», aseveró una vez en un tabloide de Oslo que para ella lo más importante en el Balonmano es el TEAM (el equipo). Para ella, TEAM son las siglas correspondientes a esta frase «TOGETHER EVERYONE ACHIEVES MORE», lo que quiere decir que equipo significa: «Juntas todas logramos más». El juego colectivo de Noruega es flipante. Son las mejores en muchos departamentos del juego: efectividad global en el lanzamiento, también en eficacia desde los seis metros, en tiros desde los extremos, de las mejores en contragolpes, las mejores pasadoras, las mejores en robos de balón, las segundas mejores en blocajes defensivos o en la efectividad de las porteras, en ambos casos tras Dinamarca.

LA FINAL: Desde que entonan el «Ja, vi elsker dette landet» (traducido del bokmal: «Si, amamos este país»), estribillo principal de su himno, el combinado del islandés Hergeirsson está conjurado para ganar. Noruega, además, siempre va in crescendo a lo largo de cada gran cita internacional y suele alcanzar su cenit el día de la final y ayer ante Francia no fue una excepción. Aunque con una importante salvedad, ayer sucumbían por seis goles de margen en el minuto 29 del primer acto. Desde ese instante al minuto 4 del segundo periodo Francia ya no le marcó un solo gol a Solberg que había sustituido a la leyenda Katrine Lunde (41 años). Lunde fue reemplazada con solo 2 paradas en 29 minutos.

En el banquillo noruego, el sueco Mats Olsson, preparador de porteras de Noruega desde hace 16 años, le susurraba algo a Hergeirsson con el 16-10. En la previa, Lunde había declarado a los periodistas de su país que la final la jugaria Solberg. Sin embargo, al final los tecnicos decidieron que jugara Lunde de titular, quien había brillado en la semi ante España. Saltó Solberg y Francia firmó sólo 6 goles en los segundos 30 minutos con 13 paradas de la gemela y una Noruega lanzada, irreconocible con respecto al primer acto: infranqueable en retaguardia y desatada en la ofensiva.

Henny Reistad firmó 5 de sus seis goles en el segundo acto, Kari Brattset flipaba en la continua, Oftedal emergió como un avión en la dirección y en la anotación y la calidad de Mork hizo el resto ante una Francia incrédula con lo que estaba soportando, de ganar de seis a perder de siete, de locos… Sólo un equipo en el balonmano femenino planetario es capaz de remontar a Francia y acabar goleando a «les blues». L`Equipe titulaba hoy a toda página: «Eclipse total», así fue. Hergeirsson eclipsó a Krumbholz, Solberg a toda la artillería gala y los 4316 espectadores del Palau rindieron pleitesía al nuevo campeón universal: Noruega, casi siempre, Noruega…

ENTRE DOS CLUBES, LA MITAD: El actual combinado noruego cuenta con la mitad de sus balonmanistas repartidas en dos grandes clubes del balonmano planetario: cuatro en el Györi húngaro de Ambros Martín y cinco en el Team Esbjerg danés de Jesper Jensen, seleccionador de su país.

De las 18 balonmanistas noruegas, 14 juegan fuera de su país, sólo las cracks Kunde y Mork juegan en el poderoso Vag, más Camilla Herrem en el Sola y Hovden en el Storhamar.

HERGEIRSSON: Thorir ha sabido gestionar adecuadamente el relevo generacional y tendrá que seguir haciéndolo porque su promedio de edad es elevado: 29,1 años. El islandés es un técnico preocupadísimo por el balonmano de base. Recuerdo cuando lo vi tomando notas en el Europeo junior de Valencia en 2015, no se le escapa nada. No conozco un colectivo que sepa extrapolar mejor al marcador los errores, forzados o no forzados, que cometa su oponente. El discípulo de Breivik, fue asistente de Marik de 2001 a 2009 es en los últimos 12 años head coach de Noruega, antes con la sueca Mia Hemansson Hogdahl y ahora con Tonje Larsen como asistente.

Su balance es superlativo con 13 medallas en las tres grandes competiciones internacionales: 8 oros, 2 platas y 3 bronces. Un escándalo…

MÁS LICENCIAS FEMENINAS QUE MASCULINAS: Noruega es un pequeño país de apenas 5,3 millones de habitantes pero con el 66 por ciento de sus licencias de balonmano femeninas y según algunas fuentes, esto significaría unas 70.000 licencias nada más y nada menos. Las audiencias de TV, en citas como la de ayer, son millonarias y muy superiores a las del fútbol, otro mundo…

Las Goksor, Haltvik, Grini, Hammerseng, Tjugum, Leganger, Linka, Loke, Larsen o Nyberg tienen unas muy dignas sucesoras. Noruega, casi siempre Noruega…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.