El Record

LA CHILE DE LOS FEUCHTMANN y GARRALDA FRENTE AL EGIPTO DE GARCÍA PARRONDO

HARALD, EMIL y ERWIN. FOTOS. As Chile

La Chile de los Feuchtmann (Harald, Emil y Erwin) y de Mateo Garralda frente al Egipto de Roberto García Parrondo. Es la confrontación inaugural del XXVII Mundial de Balonmano Egipto 20321, el primer mundial sin público y con renuncias de última hora por culpa de la pandemia. La cita a las seis de la tarde por Teledeporte.

MIGUEL SANTIAGO RICO. Egipto-Chile en El Cairo, en una cancha para 17.000 espectadores, pero que estará vacía, inauguran el Mundial 2021. Los anfitriones, que fueron séptimos en el Mundial que organizaron hace 22 años, vienen de ser octavos en la última cita mundialista. Por su parte, Chile, que se apresta a dirimir su sexto Mundial sucesivo, fue decimosexta en 2019 en Alemania/Dinamarca.

Dos técnicos españoles en liza: Roberto García Parrondo (madrileño de 40 años de edad) frente a Mateo Garralda (51 años). Uno jugaba de extremo zurdo, Roberto, el otro, Mateo, de lateral zurdo. Ambos afrontan con renovadas ilusiones esta cita mundialista egipcia que no tendrá público en las canchas.

LOS FEUCHTMANN: En “La Roja” de Mateo Garralda, quien por cierto tiene en su staff técnico a otro español: Vicente Cotrina, de 38 años, se alinean en esta oportunidad los tres Feuchtmann:

HARALD: El mediano. 33 años, extremo izquierdo que juega en el AIK de Suecia. Mide 1.76 metros y pesa 84 kilos. Ha sido 39 veces internacional y ha marcado 60 goles con La Roja.

EMIL: El mayor. 37 años, playmaker que juega en el Balonmano Benidorm. Mide 1.78 metros y mesa 87 kilos. Ha sido 122 veces internacional y ha marcado 325 goles para Chile. Bien conocido de su etapa en el Balonmano Petrer.

ERWIN: El pequeño. 30 años, lateral izquierdo que juega en el Ademar León. Mide 1.90 metros y pesa 95 kilos. Cuenta con 51 entorchados internacionales con 220 goles para La Roja.

Su hermana Inga, también jugadora de balonmano, y periodista, responsable de comunicación de la Federación Chilena de Balonmano. seguro que podrá redactar muy buenas crónicas del triunvirato de Punta Arenas.

¡Qué orgullo para el señor Emil, padre del handball chileno, y su señora!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *