El Record

¿TEMPORADA CANCELADA?

LA TEMPORADA ESTÁ EN EL AIRE

Que si se cancelan los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 para posponerlos para 2021, que si se cancelan diariamente competiciones deportivas por doquier, que si no hay Fallas, Semana Santa, Moros y Cristianos, pero: ¿y las ligas de las diferentes especialidades deportivas, qué acontece con ellas ? Las federaciones estatales evalúan muy seriamente la opción de cancelar la temporada o, de lo contrario, la de jugar durante los meses de junio y julio a puerta cerrada, el balonmano por ejemplo.

MIGUEL SANTIAGO RICO. Treinta y un días de estado de alarma y la incertidumbre en torno a la posibilidad de reanudar las competiciones ligueras prosigue. A ciencia cierta no se han oficializado detalles respecto al timeline de la desescalada progresiva. Por consiguiente, tampoco se puede vaticinar cuando habría opciones de reanudar unas competiciones ligueras en las que restan bastantes jornadas, al margen de play off de ascenso, sectores, fases final etc.

A día de hoy es factible que determinadas ligas se pudieran reactivar en junio, pero el problema es que no se descartan restricciones de acceso para evitar aglomeraciones de elevadas proporciones y en tal hipotético caso, ello obligaría a jugar a puerta cerrada.

Por lo que respecta a las competiciones de base, si parece muy improbable que se puedan reanudar.

ÚLTIMA HORA FÚTBOL: NO HABRÍA DESCENSOS : En el sondeo a todos los colectivos del fútbol se planteará dar por finalizada la competición regular mediante un mecanismo express planteado a través de un modelo uniforme en todo el fútbol no profesional español llevado a cabo de la misma manera en todas las Comunidades Autónomas.

Se desarrollaría un mecanismo express de ascensos mediante un sistema de Play Off a partido único, a ser posible con sistema de concentración, con el fin de garantizar, al menos, el mismo número de ascensos que estaba previsto en el inicio de la competición.  

En esta situación excepcional, no habría descensos en la presente temporada. En este sentido, se trabajarían los mecanismos oportunos para incrementar el número de equipos por grupo o creación de nuevos grupos con una vigencia máxima de tres o cuatro temporadas hasta que se acometa de manera planificada la pertinente reestructuración que convierta en elite las competiciones no profesionales mediante un equilibrio económico sostenible y adecuado.

Estas actuaciones se llevarían a cabo en Segunda B, Tercera, en las competiciones de ámbito estatal del fútbol femenino y fútbol sala así como en todas las competiciones estatales de la categoría juvenil.

¿QUÉ RESTA? Por ejemplo, en la liga de la tercera división valenciana quedan por disputarse 10 jornadas, más los play off de ascenso a segunda B. En la preferente quedan 8 jornadas más la fase de ascenso, en primera y segunda regional todavía no se han jugado 6 jornadas. En Ligas preferente juvenil y cadete entre 8 y 9 confrontaciones quedan pendientes.

En cuanto se refiere al balonmano femenino, en Liga Guerreras Iberdrola no se han dirimido seis episodios ligueros, en la serie de plata sólo hay pendientes tres capítulos ligueros, en la primera estatal masculina todavía faltan siete contiendas, más la fase de ascenso.

Ya en fútbol sala, en la segunda B, todavía restaban siete encuentros más el play off de ascenso a segunda división.

Por lo que respecta al baloncesto, en senior preferente cinco jornadas hay todavía pendientes. En voleibol, en serie de bronce, sólo hay dos jornadas pendientes, más la fase final por el ascenso.

Genéricamente es lo que falta por dilucidarse en las ligas de primeros colectivos, el deporte base ya es otro mundo, sin olvidarnos de las competiciones del resto de disciplinas deportivas con un sinfín de aplazamientos o cancelaciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.