El Record

ROMERO: «HEMOS SIDO UN DESASTRE, NO HEMOS VENIDO A JUGAR EL PARTIDO»

JJ ROMERO. Foto: Youtube CDE

JJ Romero comenzó afirmando: «No hemos venido en ningún momento a jugar el partido. Eso es una falta de respeto, hemos hecho todo muy mal y habrá que analizarlo, no se puede volver a repetir. A mi este tipo de partidos no se me olvidan en actitud con «c». Sus 12 minutos de comparecencia no tienen desperdicio.

MIGUEL SANTIAGO RICO. El técnico azulgrana José Juan Romero Gil habló ayer en la sala de prensa por espacio de casi 12 minutos y aseveró: «No hemos venido en ningún momento a jugar el partido. Habrá que ver y analizar el por qué han pasado hoy tantas situaciones anómalas. Hacía muchísimo tiempo que no pasaba. Sabemos que hay días así, esto es el fútbol. La semana pasada le tocó a otros, esta semana a nosotros.

Ha habido un equipo que a puesto mucho más y no sé si ha habiso subida de azucar, nos hemos equivocado en algo la semana, qjue probablemente, pero es cierto que no hemos estado para nada a la altura. Hemos sido un auténtico desastre hoy y no hay que poner ningún paño caliente. Sí puede pasar alguna vez pero no lo tenemos que tener permitido. Hemos avisado y ha pasado. No hemos ganado ningun aspecto del juego hoy, ninguno. Y cuando tú no ganas ningún aspecto del juego es porque el rival ha hecho extraordinariamente bien las cosas o t-ú las has hecho extraordinariamente mal. Eso es lo que tendremos que ver, se lo he hecho saber y no puede volver a ocurrir.

Se puede ganar, perder o empatar, pero no se puede perder de esta manera. Creo que somos conscientes todos y hay que pasar página rápido. Estamos en una muy buena situación, ahora otra batalla más la semana que viene, como será de aquí al final y corregir, mejorar y quien está para esta guerra y quien no.

No sé si ha habido exceso de confianza. No tendría que haber habido nervios ni ningñun tipo de presión hoy, todo lo contrario. Era un dia para corroborar lo que venimos haciendo desde hace bastante tiempo y ha salido hoy cruz.

Creo que ellos se han dado ncuenta. Desde que comenzó el partido, ya vi que no éramos el equipo que veníamos jugando últimamente, pero cuando no se omienza con la actitud adecuada es difícil meterse en el partido. Encima nos hemos encontrado que venia en buen momento, que nobtenía nada que perder y ganar mucho y lo han hecho muy bien para llevarse los tres puntos.

La culpa o la responsabilidad cuando se pierde es del entrenador segun está estipulado en este deporte. Aquí no se trata de la culpa, aqui somos un equipo y vamos todos, cuando perdemos, perdemos todos y cuando ganamos igual.

Después del análisis, del cabreo que tengo, de lo decepcionado que estoy hoy, de esta sensación de «tierra trágame», de por qué lo hemos hecho, de las horas que estaremos sin dormir analizando lo que ha pasado. Pasado este luto, sabemos que esto es fútbol, sabemos que esto va a ocurrir. Hay equipos que nos llevaban 10-11 puntos y ahora estamos a 5-6 puntos, tienen que pinchar también. Estábamos regular hace poco en clasificación y ahora estamos asentados en play off. Es una competición muy jodida y estamos entre los cinco primeros. Pero no quita que uno tenga un sensación muy rara, una preocupación , me preocupa lo que he visto, me voy preocupado, hoy hemos decepcionado y fallado y no se puede volver a repetir no se puede volver a repetir la imagen tan lamentable de futbol que hemos dado hoy. Lo que no negocio es que maltratemos el balón y eso hemos hehco. Nos ponemos las pilas para volver a aparecer la semana que viene de la mejor manera y hay que aferrarnos a esa posición.

Esta hostia nos debe servir para que espabilemos de una vez en este tipo de partidos».

Romero concluyó diciendo: «Al final en fútbol los palos los recibe siempre el entrenador porque da igual qjue vayas de una dinámica voladora como íbamos porque ahora pierdes un partido y el culpable es el entrenador porque no ha hecho nada diferente pero el culpable es el entrenador. Pues muy bien, el entrenador será culpable pero todos tendremos la responsabilidad y nos tendremos que mirar el ombligo. Poco quiero hablar más porque cuando sigo hablando, me voy encendiendo y vamos a echarle agua para que el incendio no sea más en el tiempo».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.