EL DEPORTIVISMO LLORA UNA DEBACLE DE COMPLICADA DIGESTIÓN

Lo de ayer en el Martínez Valero fue infumable para el deportivismo. Con lo complicado que parecía que el Torre Levante, primado por resultado positivo o no, pudiera hacerle un favor al CDE sin jugarse nada, y lo hizo. Desde el minuto 1 al 90 ganó, y mientras tanto en Elche, los cerca de 400 hinchas azulgranas que poblaban el fondo norte del Manuel Martínez Valero se sonrojaban con lo que estaban visualizando: 3-0 abajo y a llorar el enésimo año en las catacumbas de la tercera valenciana.  

De pena, lo de ayer fue de pena. La segunda hinchada más populosa de la tercera división valenciana compareció en masa en el feudo franjiverde aun a sabiendas de que la machada era muy complicada. Todos nos frotábamos las manos con el gol de Víctor García en el minuto 1 del duelo del Camilo Cano pero nos topamos con una realidad incuestionable, al margen de la alarmante falta de pasión e intensidad en el fútbol desplegado por los azulgranas, y es que NO HAY EQUIPO PARA MÁS. Este Eldense de Mullor, como el Eldense de Ponz, fue, y hablo ya en pasado, una escuadra muy justita de recursos, con una alarmante falta de liderazgo en cancha y de un rendimiento inopinado en confrontaciones de alta enjundia. Además, LA POLÍTICA DE FICHAJES DE INVIERNO APUNTABA A DEBACLE, porque debacle es no clasificarse para el play off de ascenso, lejos, bastante lejos de los tres primeros clasificados y con un cuarto, La Nucía, que te lo puso en bandeja y no lo aprovechaste.

Al grupo inversor habrá que agradecerle que apueste por el CDE, que pague religiosamente, pero que lo haga bien asesorado en materia deportiva, sin tantas pifias por favor, sin tantas pifias. De lo contrario habitaremos en las catacumbas sine die.

Un comentario en “EL DEPORTIVISMO LLORA UNA DEBACLE DE COMPLICADA DIGESTIÓN”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *