El Record

CARTA DE UN ENTRENADOR A SU JUGADOR

LUIS ARAGONÉS CON RAÚL GONZÁLEZ

Rafael Arenas Payá, director deportivo del Club Deportivo Nueva Elda Fútbol Sala, ha redactado esta carta que nos parece muy interesante de leer y de reflexionar acerca de su contenido. Os invitamos a leerla.

Por RAFA ARENAS.

Querido jugador me gustaría contarte varias cosas:


En primer lugar, me gustaría decirte que estoy aquí para ayudarte, educarte, aconsejarte y
acompañarte en una andadura que no será fácil pero que te hará aprender y madurar para
afrontar tu día a día.


En el deporte, como en la vida, pasamos por buenos momentos y alegrías y por otros no tan
buenos con derrotas y decepciones que nos mantienen en un aprendizaje constante; a todo
esto le debemos sumar que al ser el nuestro un deporte de equipo nos obliga a socializar con
el resto de compañeros y trabajar todos juntos por el bien común que estará por encima del
éxito individual de cada uno de nosotros.


Estoy seguro de que en muchas ocasiones pensarás que voy en contra tuya porque te corrijo,
te levanto la voz, te exijo y te pido concentración, esfuerzo, actitud y sacrificio por el equipo, o
quizás porque crees que juegas menos minutos de los que deberías, pero te equivocas y quiero
que me dejes explicarte porque:
Yo convivo contigo día a día, en cada entreno, en cada partido, en el vestuario y en algunas
ocasiones en tu vida personal y me preocupo por ti y por tus compañeros como vuestro amigo
o padre deportivo durante toda la temporada. Como te he dicho anteriormente, mi trabajo
consiste en trabajar por el bien común y priorizar el colectivo al bien individual, pero lucho
diariamente para sacar lo mejor de cada uno de vosotros, con el objetivo de que recibas una
educación deportiva adecuada y que comprendas y respetes los valores del deporte y la
competición, y para eso debes entender que hay jugadores más talentosos, más
determinantes, más motivadores o simplemente que tienen más confianza del entrenador
porque se la han ganado trabajando y destacando en estos aspectos que te acabo de
comentar.


Déjame que te de un consejo, conócete a ti mismo, se consciente de tus aptitudes y
habilidades, trabaja, lucha, confía en ti y en tus posibilidades, no te rindas, porque por muy
negro y difícil que lo veas ahora, con constancia, trabajo y actitud todo llega, no desistas ni
dejes de intentarlo porque puedes conseguirlo y depende de ti, y como todo en la vida tendrá
momentos duros, pero cuantas más piedras encuentres en el camino más gratificante será la
recompensa.

Para despedirme te quiero confesar que se que mis decisiones tienen mucha repercusión
sobre vosotros y eso me atribuye una gran responsabilidad. Yo soy una persona como tú, con
mis aciertos y mis errores y te pido disculpas si alguna vez me he equivocado contigo o con
alguno de tus compañeros, pero nunca dudes que lucharé y trabajaré por vosotros, seréis mi
familia deportiva y daré todo por vosotros, os protegeré y siempre estaré a vuestro lado para
conseguir los objetivos colectivos y los vuestros individuales y disfrutaremos haciendo lo que
nos gusta que es lo más importante.

PD: Caerse esta permitido, levantarse es obligatorio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.