Y LLEGÓ EL DÍA: EL ESPERADÍSIMO DEBÚ DEL MONASTIL RUGBY ELDA

AKRA EMERGING 58-MONASTIL ELDA 7

La mañana muy calurosa, impropia del rugby, recibió a las huestes de Pat para el histórico primer partido oficial del club eldense: MONASTIL RUGBY ELDA. Presión, nervios e historia también las había, y se notó. 

El partido comenzó con nuestro equipo bien en defensa pero con errores propios de su inexperiencia y a los 15 minutos Akra Emerging ya había anotado tres ensayos transformados. Hasta el minuto 25 el Monastil no fue consciente de que la vida iba en serio, que ya estaban en competición, pero fue a partir de ese momento en que los nuestros tuvieron su epifanía; los ensayos en contra siguieron cayendo, pero a los chicos de Damián Jaimovich les costaba cada vez más hacerlos. Se mejoró todavía más en placaje y en organización defensiva y, una gratísima sorpresa: el Monastil era superior en melé a un equipo con muchísimas horas de vuelo en las fases de conquista. Además los pocos balones con que contaron los nuestros se jugaron con lógica por los medios Eneko Chorro y Miki Feliu abriendo a la línea y siendo bien apoyados por la delantera; el partido se empezaba a competir.

Se inició el segundo tiempo como acabó el primero: Monastil compitiendo y Akra haciendo pagar los cada vez menos errores de aquéllos. La reiteración por golpes de castigo hicieron que el árbitro mandase al Sin Bin al recientemente ingresado José Carrillos durante 10 minutos, el talonador suplente, quien de alguna forma también forma parte de la historia del club, en el aspecto negativo, todo sea dicho. No obstante la merma de un jugador no fue óbice para que nuestros chicos continuaran desplegando su juego, y nuestro capitán, el apertura Miki Feliu, aprovechando un golpe de castigo a favor y la desorganización defensiva del Akra logró el histórico primer ensayo del Monastil, transformado por él mismo.

Akra logró algún ensayo más, pero ya no les resultó tan sencillo: sudaron y mucho para hacerlos, incluso con un jugador más, pues también vio amarilla y fue enviado al Sin Bin el centro Adrián Valero, quien reaparecía en el mundo del rugby tras una grave lesión.

Al final, y a pesar de lo abultado del resultado (58-7), las sensaciones fueron muy positivas. Está claro que hay mucho que mejorar, demasiados golpes de castigo, demasiados errores básicos, pero que a nadie se le olvide que era el primer partido oficial de rugby para muchos de los jugadores, entre ellos Gabriel Justamante, elegido como el mejor del partido.

Remaremos hasta otras Ítacas; nadie dijo que el viaje fuera fácil.

MONASTIL formó con: Joaquín Valero; David Íñiguez y Cristian Gambín (primeras); Jorge Martinez y Josele Pina (segundas); Javi Leal, Javi Gandía y Pedro Riera (terceras); Eneko Chorro y Miguel Feliu-capitán- (medios): Raúl Marco y Alejandro Crespo (centros); Ismael Boudiaf, Gabriel Justamante y Pedro Hidalgo (alas y zaguero)

También participaron: Fran Gómez, José Carrillos, Óscar Posadas, Fran Mira, Raúl González, Pedro Tendero, Adrián Valero y Sergio Martinez 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *