LAS MINI LEONAS, UNAS CAMPEONAS CON UN FUTURO ESPLÉNDIDO

Me apetecía escribir sobre ellas. Ellas querían ser CAMPEONAS DE ESPAÑA y se tuvieron que “conformar” con la cuarta plaza en la fase final de la 39ª edición del Campeonato de España celebrada en Elda durante cinco maravillosos días de balonmano. Les faltó muy poco para tocar el cielo y se merecen un reconocimiento público. Las chicas del ELD APRESTIGIO CADETE terminaron desconsoladas, pero deben de enorgullecerse de lo que han logrado y congratularse del enorme futuro que tienen por delante. SON UNAS CRACKS.  

Este martes comparecerán en LA JUGADA buena parte de las integrantes del CBMF ELDA PRESTIGIO que conquistó la cuarta posición en el campeonato de España.

Las chicas de Beatriz Verdú Talaya cumplimentaron dos encuentros soberbios ante Maravillas (12 arriba) y Malkaitz, ulterior subcampeón de España, 8 arriba). Estas dos exhibiciones dispararon las expectativas de éxito de las mini leonas que el viernes no salieron tan intensas en el duelo que libraron ante Sant Vicenç en una atestada Vieja Poli, pero que saldaron positivamente, seis puntos de seis posibles, lo que ningún equipo logró en la preliminar.

Ya en semis, les tocó emparejarse con el ulterior campeón de España, Felmar BM. La Roca, una gran escuadra liderada por una guardameta espectacular, Aina Gómez (14 años) y por la mejor lanzadora cadete de España, Berta Grau (16 años). El 27-28 final en favor de las de López Reche hizo emerger las lágrimas de desolación en los semblantes de jugadores y cuerpo técnico eldenses. El sueño de la final, el sueño de ser campeonas se había disipado, había que conformarse con la final de consolación, donde al final capitularon frente a Zarautz tras ir venciendo en el entreacto. Al final, CUARTAS, pero con la cabeza bien alta, la presión pudo con ellas, La Roca supo jugar sus bazas extraordinariamente y la fortuna hizo el resto. Aunque deben de sentirse muy orgullosas, formalizaron partidos extraordinarios, hicieron disfrutar y vibrar a mucha gente, congregaron cerca de 1000 personas en la semi del sábado. Sus madres y sus padres se dejaron la piel en la organización del evento, junto a la directiva de Manolo Pastor, y también en la grada donde no dejaron de jalear a sus niñas. Chapeau!

UN FUTURO ESPLÉNDIDO: Hay que glosar a Beatriz Verdú, una joven preparadora de apenas 29 años que ha desarrollado una labor plausible que debe ser subrayada en su justa medida al frente de 18 chicas excelentes.

Ha conformado una escuadra maravillosa, orgullo de nuestro deporte de base. En la portería, una de las mejores porteras del certamen, Aitana Benítez, explosiva, intuitiva y con un pase largo de contragolpe de mucha categoría, al más puro estilo de nuestra Estela Carrera. Aitana tiene en Lucia Rubio, la otra guardameta, un complemento ideal.

En la 1ª línea sobresale la crack, el factor Z, Zaira Benítez, por momentos portentosa, en el segmento final del torneo, las mixtas la desesperaron y el equipo la echó de menos. Al lado de la genial Zaira, la pequeña y mágica playmaker Marina Arróniz capaz de crear espacios inverosímiles, y una lateral diestra en el lado derecho como Macarena García, imponente sin balón y decisiva en la incursión. Una central imprevisible es Laura Barreiro, una jugadora con capacidad para desequilibrar con destellos inopinados.

Cuando en el lateral juega la zurda María Rodríguez, también exterior, se generan muchas opciones de lanzamiento para una zurda de mucha proyección. También en primera línea, habitan la lateral explosiva Estela Maestre en el costado izquierdo y la petrerina Gema Beltrán el derecho, buena activista en retaguardia y efectiva en el ataque. Completa la primera línea: Alba Riquelme, principalmente utilizada en el lateral derecho.

En segunda línea, además de las irrupciones de la zurda María Rodríguez en el exterior derecho, las diestras Lara Zahonero y Sarama Gutiérrez brillaron a muy buen nivel emulando a su entrenadora cuando siempre jugaba en la élite en el extremo malo. En el izquierdo, Patricia López, una lateral reconvertida en exterior que siempre fue de menos a más, bien secundada por la capitana María Santonja, que no debutó hasta la tercera jornada pero lo hizo fenomenal cuando jugó en una demarcación donde Ainhoa Gómez es un buen relevo en ambos flancos.

En el pivote hasta tres opciones de juego para Bea: la titular es Lucía García Sogorb, pura potencia no exenta de calidad y gran especialista defensiva. Muy bien secundada por Irene Botella, jugadora de primer año, la más alta (1.80) y que también aportó en ataque cuando al equipo le hacía falta. La tercera pivote también les aportó bastante, me refiero a Isabel Fuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *