EL DEPORTIVISMO IDOLATRA A GALIANA Y A SUS INTANGIBLES

El Club Deportivo rubricó el sábado en la Ciudad Deportiva del RCD Espanyol su cuarta victoria sucesiva que lo encumbra a posiciones de play off de ascenso a la Liga Adelante.
Hacía 25 años y 8 meses que el conjunto deportivista no se anotaba cuatro triunfos consecutivos en la división de bronce. Durante la campaña 1989-90 el Eldense venció sucesivamente desde el 14 de enero al 4 de febrero de 1990 al Mallorca Atlético por 2-1, al Hospitalet 3-0, al Nàstic 1-2 y al Olímpic por dos goles a cero.
A la conclusión del choque frente al filial perico, Riquelme Galiana, que visualizó el encuentro desde la grada merced a sus dos partidos de sanción, estaba eufórico: “Fue un partido de locos, pero bendita locura, esto es lo que hace falta en los partidos de fútbol. nueve goles. Ellos pudieron marcar alguno más y nosotros también. El trabajo colectivo fue fundamental y lo importante hoy son aquellos del fútbol que no se ven: la fe, la consistencia, el compañerismo, la solidaridad y las ganas de competir para ganar”.
 
El preparador murciano apostilló: “Estoy encantado con el equipo que tengo, un equipo que no me merezco. El equipo hizo un gran esfuerzo en un campo de césped natural al que no estamos acostumbrados. Entrenamos y jugamos en césped artificial y nos cuesta adaptarnos al césped natural”.
 
Respecto a la simbiosis que se ha conseguido entre futbolistas y aficionados, el técnico del Eldense aseveraba: “Hemos formado una gran comunión entre el equipo y la afición y espero que dure mucho. La unión es muy grande, basta decir que viene mucha gente a vernos entrenar. 
Pasaremos por momentos de crisis, en cualquier caso, mis jugadores se van a dejar la vida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *