El CSD, última parada de los Hispanos antes de Polonia

La Sala ‘Juan Antonio Samaranch’ del Consejo Superior de Deportes ha sido el escenario escogido para la presentación del combinado español masculino de categoría absoluta, los Hispanos, en vísperas del Campeonato de Europa de Polonia 2016 que arranca en 48 horas. Miguel Cardenal, Secretario de Estado para el Deporte, ha sido el encargado de presidir el acto, acompañado por Francisco V. Blázquez, presidente de la Real Federación Española de Balonmano; de Manolo Cadenas, preparador de los Hispanos; y de Raúl Entrerríos, capitán del equipo español.

 

Antes de ceder el turno de palabra al dirigente federativo, Miguel Cardenal ha entregado la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo a Miguel Roca, vicepresidente de la IHF y figura emblemática del balonmano español.

 

Francisco V. Blázquez, presidente de la Real Federación Española de Balonmano, agradecía en su turno de palabra la multitudinaria presencia de medios de comunicación y patrocinadores, resaltando la incorporación de Antequera y la Liga de Fútbol Profesional, que “ha apostado por el deporte español para intentar impulsarnos y, así, vender una marca común, la marca España y la marca del Deporte Español”. RTVE ha sido objeto, a su vez, de los elogios del presidente federativo: “gracias a ellos disfrutaremos en directo, no sólo de los partidos de España, sino de otros compromisos importantes, vamos a tener el espacio en abierto que tanto hemos reclamado”.

 

Estar en Río de Janeiro el próximo verano es el gran objetivo del equipo español masculino, y “estoy seguro de que vamos a ver a un equipo muy competitivo para conseguir el billete directo, pero sin olvidar que tenemos una plaza asegurada en el clasificatorio olímpico”.

 

Finalmente, Francisco V. Blázquez tenía unas palabras para “la sociedad vasca, por el respeto y el apoyo que brindaron al equipo la semana pasada; el deporte ha normalizado una situación que todos sentimos, y hemos marcado un antes y un después porque hacía muchos años que no íbamos a Euskadi y regresamos con una alegría inmensa”.

 

Manolo Cadenas, preparador del combinado español, hacía una confesión en su turno de palabra: “en Antequera he tenido la sensación de que todos tenemos algo más de energía, los Juegos Olímpicos de Río nos estimulan a todos”. Cadenas, a su vez, ha destacado que “el grupo parece más homogéneo que nunca, con 18 jugadores, entre los que incluyo a Rodrigo Corrales, que mostraron el mismo nivel en Irún; son generosos, buscan hacer del compañero un mejor jugador, y seguro que eso nos ayuda en la búsqueda del objetivo, que no es otro que estar en Río 2016”.

 

Raúl Entrerríos, capitán de los Hispanos, ha afirmado que “tenemos claro el objetivo desde el plano deportivo, afrontamos cada cita con el objetivo de llegar alto, pero somos conscientes de la importancia de la cita en Polonia de cara a Río: vamos a afrontar cada partido como una final”. Respecto a sus rivales en la primera fase, el capitán ha apuntado que “tenemos un grupo muy complicado con equipos duros, esperamos que todo salga bien desde el principio”.

 

Y, para finalizar el acto, Miguel Cardenal, Secretario de Estado para el Deporte, ha recogido el testigo del capitán español para destacar la figura de Miguel Roca: “la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo es la máxima distinción que España puede dar a una persona por sus servicios al deporte”. Y, si la figura de Miguel Roca es importante, los Hispanos no asumen un papel menor: “creo que es el momento de reconocer el papel tan activo de estos jugadores en la recuperación del balonmano en España, la situación era insostenible hace 4 años desde el punto de vista económico pero, afortunadamente, nos estamos recuperando, están llegando patrocinadores importantes que permiten un mayor trabajo a los jóvenes y las mujeres”.

 

Respecto a los objetivos del equipo español, Cardenal ha asegurado que “el rendimiento al que estos jugadores nos tienen acostumbrados es extraordinario y no podemos estar acostumbrados a algo así”. Cardenal, a su vez, ha recordado un momento agrio en el pasado del combinado español: “nunca olvidaré los últimos segundos de aquellos cuartos de final en Londres contra Francia, así que me apetecería mucho ver en Río a estos jugadores ganar una medalla porque lo merecen por su profesionalidad, su compromiso, su responsabilidad”.

 

Finalizado el acto, jugadores y técnicos escoltaron a Miguel Cardenal y el resto de personalidades invitadas hasta la entrada del Consejo Superior de Deportes para inmortalizar el momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *