EL 0-0 FUE CULPA DE DOS CÁNTABROS: ALEX MARCANO E IVÁN CRESPO

Un impermeable Lleida quebró las opciones azulgranas en una contienda donde los dos guardametas fueron los MVPs del compromiso. La ausencia del creativo Petcoff se notó. El CDE es séptimo a 3 puntos del play off.
FICHA TÉCNICA:
CD ELDENSE 0-LLEIDA ESPORTIU 0
 
 
CD ELDENSE: Marcano; Ortega, Urzaiz, Gotor, Juanje; Belforti, Araujo, Cañadas (Domenech min. 82), Serra, Sellés (Óscar min. 91) y Carlitos (Diego Piquero min. 62)
 
LLEIDA ESPORTIU TERRAFERMA: Crespo; Óscar Rubio, Ekhi, Fuster, Bosch, Toño Vázquez; Albistegui, Urko Arroyo (Doncel min. 83), Marc Martínez (Molo min. 89), Colinas y Vega (Diego Suárez min. 72), 
 
ÁRBITRO: Miguel Ángel Ortiz Arias de Madrid. Amonestó con cartulina amarilla al local Gotor y a los visitantes Bosch, Urko Arroyo y Diego Suárez.
 
ESTADIO: Nuevo Pepico Amat. Regular afluencia con cerca de 1.000 espectadores.
 
COMENTARIO: Alex Marcano (32 años) e Iván Crespo (31), los dos guardametas cántabros de Eldense y Lleida, resultaron providenciales en el desenlace del duelo que libraron sus respectivas formaciones y que concluyó en tablas. Marcano evitó el gol visitante con una excelente intervención en el 66 y Crespo el tanto azulgrana en el 91 con un parada superlativa. El empate final se puede catalogar como relativamente justo y deja al Eldense séptimo a tres puntos del play off de ascenso.
 
En lo estrictamente táctico, Galiana suprimió la línea de cinco en cobertura con el retorno del central Urzaiz, quien por cierto alcanzó el sobresaliente tras cuatro semanas lejos del verde. En la media cancha, ante la ausencia del argentino Damián Petcoff, ubicó a su compatriota José María Belforti e insertó al capitán Cañadas como enganche. El Lleida de Imanol Idiakez estructuró un dispositivo defensivo casi invulnerable, de hecho no exhibió apenas fisuras con tres centrales, dos laterales de largo recorrido y unas líneas presión muy disciplinadas y que acudían a la ayuda con notable solidaridad.
 
Con estos pronunciamientos, las opciones de gol tardaron en producirse y fueron muy puntuales. El Eldense disfrutaba de más posesión, aunque con exigua profundidad y poco acierto en el último pase. Además, los de Galiana arriesgaban sustancialmente, incluso en zonas de elevado riesgo. De hecho, el Lleida no se acercó al arco de Marcano hasta el minuto 15 y fue gracias a un incomprensible agujero defensivo que Vega no amortizó, se quedó solo ante Marcano y su derechazo cruzado salió fuera por poco. Cuatro minutos después, en una contra azulgrana, Cañadas habilitó a Carlitos pero su disparo lo desvió un zaguero rival.
En el 30 un error de sincronización entre Marcano y Urzaiz permitió al incisivo Colinas patear en vaselina por encima del portal anfitrión. Ya en el 39, Quim Araujo, especialmente brillante a lo largo del compromiso  en la recepción y en la asistencia, preparó un zurdazo desde fuera del área que acabó siendo muy entrado, lo que facilitó la intervención de Crespo.
 
SEGUNDO ACTO: En la continuación, el Lleida siguió solvente en retaguardia y ofreció escasas concesiones a un Eldense no demasiado inspirado a la hora de resolver la partida de ajedrez en la que Idiakez convirtió el duelo. En el 51 el Eldense apeló al balón parado para tratar de desnivelar el choque en su favor. Cañadas sorprendió en un saque de esquina con un balón que buscó el balcón del área donde el voleón de zurda de Juanje se marchó por encima de la escuadra. Un minuto después el trencilla anuló un gol al Lleida por entender como ilegal la posición de remate de Ekhi, cuyo testarazo se había alojado en las mallas.
A partir de aquí emergieron las sustituciones con la que los técnicos pretendían obtener el gol del triunfo. El Lleida disfrutó de una fase de juego con más posesión y mayor presencia en el área adversaria frente a un Eldense que llegó a estar a merced de su contrincante durante unos 15 minutos en los que se gestaron dos opciones de gol por parte ilerdense. La más clamorosa la protagonizó Colinas en el 66, su velocidad le permitió plantarse ante Marcano, pero el meta cántabro tiró de galones, mantuvo la templanza y desvió decisivamente el tiro a saque de esquina. Ya en el 81 Diego Suárez se perfiló para el remate y José María Belforti interceptó providencialmente su disparo.
 
En el segmento final, el Deportivo se volcó sobre la meta catalana y en el primer minuto de alargue fabricó su opción más clamorosa de todo el compromiso que Diego Piquero culminó con un soberbio tiro cruzado que Crespo desvió con admirable elasticidad.
 
 
GALIANA: El preparador murciano del Eldense, Riquelme Galiana, lo tenía claro en sala de prensa: “Hemos conseguido mantener la portería a cero y hemos podido ganar en la última jugada ante un equipazo como el Lleida, yo no quería perder por nada del mundo. Contento con el punto y con mis futbolistas y la comunión con nuestra hinchada es impresionante”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *